Energia per i diritti umani Onlus tiene un carácter internacional y está constituida por individuos de diversas culturas,  religiones, lenguas, aspiraciones, creencias, condiciones económicas y sociales, unidos en la voluntad de organizarse para dar impulso a la construcción de la Nación Humana Universal.

 

Energia per i diritti umani Onlus es una asociación no confesional y auto-financiada. Tiene iniciativas en curso en Italia desde el año 1998, Senegal desde el año 2000, Gambia desde el año 2002 e India desde el año 2003.

 

Fue fundada en diciembre del año 1998 en Roma con el objetivo de proteger los derechos humanos en el mundo. La asociación se inspira y se adhiere, al momento de su fundación, a las ideas y propuestas del Humanismo Universalista.

 

En el 2003 se constituye como ONLUS (Organización de utilidad social sin fines de lucro) y se adhiere:

 

  • En el 2004 a “La Gabbianella- Coordinación para el “Apoyo a Distancia”, firmando la Carta de Principios y la Carta de Criterios de Calidad,
  • En el 2008 al Forum Sad Italia,
  • En el 2009 al organismo internacional Convergencia de las Culturas,
  • En el 2010 al Comité Ciudadano para la Cooperación Descentralizada de Roma.

 

En el 2003  Energia promovió la campaña “Apoyo a un niño y a su pueblo”, la cual contribuyó, en estos primeros 15 años, a la construcción de 8 jardines de infantes en Senegal, 2 en Gambia y 2 en India, además de ayudar a miles de niños y niñas a acceder a la educación escolar básica. (www.sostegnoadistanza.eu).

 

Desde el 2001 hasta el 2012 Energia estuvo entre los promotores de la Campaña Internacional “Stop Malaria” contribuyendo de manera significativa en la erradicación de la malaria en muchos pueblos de Senegal. (www.stopmalaria.it).

 

Entre los años 2005 y 2009 Energia promovió el proyecto “Energía del sol”, el cual contribuyó a la colocación de paneles solares en 3 escuelas en Senegal y 1 en Gambia, además de haber alimentado un sistema de riego.

 

Desde el 2010 hasta el 2012 Energia promovió el proyecto “A través de la educación hacia la nación humana universal” en las escuelas de Roma y de numerosos pueblos en Senegal. Este proyecto fue co-financiado por la Comunidad Europea a través de los fondos Europe Aid.

 

En el año 2013 Energia promovió la campaña de apoyo a los jardines de infantes en  Senegal “Todos a la escuela con Energía” con el objetivo de garantizar el acceso permanente  a la educación a más de 700 niños y niñas que asisten a las escuelas.

En el 2014 comienza la construcción de la Casa para las mujeres y niños en Pikine, Senegal, llamada “Keur Marietou.”

En el 2015 se promueve la campaña “Energía de la tierra”, con el objetivo de establecer huertas comunitarias en todos los centros humanistas que alimentarán a los 350 niños que asisten a las diversas guarderías humanistas administradas por Energia en las comunidades rurales. También en el 2015, gracias a un financiamiento del fondo 8 por mil de la Iglesia Valdese, comenzó el proyecto “Para la escuela sirve Energía” que prevé el suministro de alrededor de 20.000 comidas a los niños del jardín de infantes de Pikine, Senegal.

En el 2016 finalmente se inaugura la Casa para Mujeres y Niños «Keur Marietou» en Pikine, Senegal, cuya construcción se está terminada Dentro del jardín de infantes, se encuentran ya funcionando el comedor para niños y la biblioteca dirigida por los jóvenes voluntarios de la Red Humanista de Keur Marietou.

En el 2017 finaliza la construcción del octavo jardín de infantes humanista «Luisa Lorena Caputo» en Senegal. El nuevo edificio se construyó en la aldea de Bandoulou, cerca de Kaolack, con la ayuda del Instituto Integral Bozzaotra de Massa Lubrense, la Municipalidad de Massa Lubrense y el fondo OPM de la Iglesia Valdese.

En el 2018, Energia per i diritti umani se convirtió en el socio organizador de la Segunda Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia.

En el 2019-2020, Energia ganó dos financiaciónes de la Iglesia Valdese y relanzó la campaña Stop Malaria en Senegal y Gambia.

En el 2020, Energia inicia la campaña «Stop Coronavirus», destinada a sensibilizar a las poblaciones senegalesas y gambianas sobre los métodos para prevenir el Covid-19. Se distribuyen equipos de protección personal y gel desinfectante y se instalan estaciones de lavado de manos. Gracias a la financiación del municipio de Pino Torinese (Italia), apoyamos al consultorio médico de Pikine Est y compramos alimentos para la población afectada por el lockdown.

En el 2020, Energia gana una financiación de la Iglesia Valdese para la construcción de un tercer aula en la escuela infantil de Sossop y para la provisión de agua corriente del edificio.